¿qué es la restauración ecológica?

La restauración ecológica es la «asistencia a la recuperación de ecosistemas que han sido degradados, dañados o destruidos». Su objetivo es la conservación y reposición del capital natural, así como la restitución de los servicios ambientales para su disfrute y aprovechamiento por parte de la sociedad.
Muchas de las actividades humanas tienen un impacto sobre el medio ambiente, induciendo una degradación de la calidad del mismo (explotación de recursos naturales, construcción de infraestructuras, vertido de residuos, etc.). Dicha degradación conlleva, generalmente, su pérdida de resiliencia (capacidad de absorber perturbaciones para regresar a su estado original una vez terminada la perturbación).

Con la restauración ecológica estudiamos cuál o cuáles son los procesos ecológicos perdidos o bloqueados durante la degradación, aquellos que pueden devolver resiliencia al sistema. Proponemos entonces una intervención, tan mínima como sea posible, para reactivar estos procesos que permitirán, a su debido tiempo, la reconstrucción del sistema. Algunas veces, la restauración ecológica consiste únicamente en eliminar la causa de degradación.

Cada situación, única, cuenta con su historia, su marco socio-cultural, sus características ecológicas, etc. Por ello, la restauración, realmente ecológica, debe realizarse desde una aproximación holística, contemplando todos estos aspectos, además de los conocimientos ecológicos científicamente contrastados.

Embalse de Arguis. Estiaje.

puesta en marcha de iniciativas de compostaje

En los últimos años hemos trabajado en diversas experiencias de compostaje local. Sin duda la mejor manera de gestionar sosteniblemente nuestros restos orgánicos de cocina, obteniendo además un abono de calidad para nuestros suelos: el compost.

Las exigencias legales europeas en materia de residuos marcan un objetivo para el año 2020: recoger selectivamente para el reciclaje, al menos, el 50% (en peso) de nuestros residuos. En Aragón no llegamos al 25% en el mejor de los casos, a día de hoy.

Separando la materia orgánica, la cual supone al menos un 40% de nuestro peso de residuos diarios, avanzaremos rápidamente en el cumplimiento de los objetivos. Además lo aprovecharemos en nuestro entorno, parques, jardines, macetas, huertos….

 

 

Las administraciones ponen en marcha programas de compostaje doméstico, como la experiencia llevada a cabo por Grhusa (2016-2018), con quien hemos instalado unas 400 composteras en hogares de las Comarcas de la Hoya de Huesca, Alto Gállego y Jacetania. También hemos participado en la puesta en marcha de puntos de compostaje comunitario en diferentes localidades, y en programas de sensibilización para el reciclaje en colegios e institutos, con la Comarca de Alto Gállego, Comarca de Gúdar-Javalambre, Ayuntamiento de Jaca, Ayuntamiento de Torres de Barbués, Ecologistas en Acción, etc.

¡Tenemos mucho por hacer en este campo!