Suelos de montaña, frágiles cimientos de valiosos ecosistemas

Los suelos constituyen una sutil interfase entre corteza terrestre y biosfera, una frágil capa esencial para la vida vegetal, constituyendo en su conjunto ecososistemas de un valor incalculable, fruto cientos o miles de años de meteorización y acción de los seres vivos.  

Tepe instalado en suelo restaurado.

En las zonas de montaña estos ecosistemas están expuestos a condiciones ecológicas adversas (amplitud térmica, fuerte insolación, vientos desecantes, innivación prolongada…) haciéndolos, si cabe, todavía más valiosos.

Cualquier intervención que suponga realizar movimientos de tierra en montaña debe partir de la premisa de que el suelo (tierra vegetal y materiales finos) debe ser tratado como un recurso muy limitado y no renovable, ¡un tesoro de primera orden!. Las medidas de restauración deben realizarse con sumo interés y cuidado para facilitar que los céspedes naturales de altitud se regeneren.

Tras el Seminario de las buenas prácticas de restauración ecológica en los Pirineos, los días 26 y 27 junio en Bagneres de Bigores, destacamos las siguientes conclusiones del programa Ecovars (www.ecovars.fr) y otras experiencias presentadas :

  • La organización y seguimiento de las tareas de restauración son la clave del éxito de la restauración. Comunicación entre los agentes implicados, adaptación del cronograma y adopción de nuevas medidas imprevistas. Interés por garantizar una buena restauración.
  • La transferencia directa de tepes o motas vegetales de suelo se trata del método más eficaz.
  • El empleo de especies de origen local a través de transferencia de heno recién cortado, confiere un mulch fijador además la fuente de semillas locales.
  • La multiplicación de especies por parte del sector agrícola, para permitir la adquisición de semillas certificadas locales.
Eliminación de zona de aparcamiento y restauración como pasto natural (trabajos realizados en otoño de 2018)


Restauraciones en nueva pista de esquí y alrededores (tepes y siembras locales). Trabajos realizados en el año 2016.

Bien que en montaña los suelos puedan ser más sensibles, estas técnicas son aplicables y aconsejables para cualquier para cualquier alteración de suelos.